martes, 23 de mayo de 2017

EL CASO GILLMAN

Desde hace unos días el hecho relacionado a la inicial invitación y posterior desinvitación del Festival Rock Al Parque de este año en Bogotá, Colombia al músico Paul Gillman causó un revuelo en distintos niveles.

Por un lado, negar la trayectoria del músico Paul Gillman en la historia del metal latinoamericano es digna de ignorancia o simple odio al músico. Si se juzga únicamente por ese lado, su invitación era más que aceptada y necesaria para un festival rockero de esa categoría.

Pero fue a partir del movimiento en redes sociales liderado por el empresario de espectáculos (y alguna vez parte de organizadores del Rock Al Parque) Julio Correal para que no sea parte del evento. En sus palabras textuales dijo: "El festival nunca ha tenido una tendencia política. Ni siquiera se ha subido ningún alcalde (a la tarima), ni de derecha ni de izquierda, ni nada. Y no porque se lo prohíban, sino porque todos han tratado de mantener la imparcialidad en el evento".

Los organizadores mandaron este video



Desde Colombia, los medios musicales han advertido casi en unanimidad que se trata de una censura y el comienzo de una mancha en cuanto a retirar a un artista por ideología (Lean Noisey por citar solo a uno). Desde Venezuela, los medios oficialistas y anti oficialistas, tienen posturas totalmente opuestas sin un punto de encuentro. Por un lado, Nicolas Maduro ya se pronunció en solidaridad con Gillman y lo último fue que le prometió un Festival de Rock para apoyo al músico. De otro lado, los medios de oposición (básicamente desde la redes sociales) han denotado la actitud discriminatoria contra bandas que no aceptan al chavismo-madurismo (se ha compartido una imagen del Facebook de Gillman defenestando a Zapato 3 (otra banda histórica venezolana)

Paul Gillman no solo es una persona que tiene una posición en favor de Maduro, sino que trabaja con él y es una persona muy influyente en las políticas culturales del Gobierno Venezolano. Gracias a su alianza con Chávez, Paul ha podido organizar el GillmanFest, un festival inclinado hacia bandas de rock duro principalmente. Para muchos el hecho que esté trabajando para Maduro era razón suficiente para no invitarlo en un evento que también implicaba dinero público (de otro Estado), pero los ataques a Gillman fueron por el lado de su pensamiento y en las redes sociales los que más alentaron el retiro de Gillman hablaban de karma (lo cual parece contradictorio, ya que consideraban lo hecho por Gillman como condenable pero totalmente loable cuando se lo hacían a él).

¿Qué otro músicos han trabajado para Gobiernos de izquierda teniendo labores de portavoces para los mismos? Silvio Rodriguez en la Cuba Fidelista y Victor Jara en el Chile Allendista. Al segundo se le asesinó.

De otro lado, Gillman ha dicho a diestra y siniestra que quedará en la historia por ser el primer artista es ser retirado de un festival por temas políticos desde Woodstock, lo cual es algo sumamente ridículo e ignorante negando la historia de los diferentes tipos de censuras a los artistas de la Nueva Canción Latinoamericana durante los 70's. Y sin ir muy lejos, el SXSW mostró en cartelera a decenas de artistas que nunca pudieron tocar en el evento por un tema de política migratoria. O podría entender esto como censura (aunque muchos no de estos no implican política).

Gillman aprovechó el revuelo que causó en Colombia su desinvitación para decir a los medios que fue sorprendido por la organización y de alguna forma consideraba un atropello enmendable porque él no iba a dar mensajes políticos. En Venezuela dijo que lo amenazaron para que durante el Festival Rock al Parque tomara una posición antichavista y que prefería renunciar a sus sueños (de tocar en el Rock al Parque) que a la Revolución Bolivariana (en sus palabras textuales.) Aparentemente, Gillman ha salido ganando de esto: Por un lado, tuvo una cobertura en Colombia que no tenía en mucho tiempo y en Venezuela, el Gobierno de Maduro le va a seguir financiando sus proyectos (el Festival y un Movimiento llamado Corazón Rockero). Y al final ¿Lo que hicieron los organizadores del Rock Al Parque fue la mejor decisión?



VEA: BOLIVAR, HUGO CHAVEZ Y EL ROCK VEA: RESISTIRÉ: LA HISTORIA DEL ROCK DURO Y METAL IBEROAMERICANO (PARTE II)

No hay comentarios.:

Ads